La traducción financiera abarca campos amplios y fascinantes para los traductores. Se trata de una especialidad sensible con menos competencia que otras, ya que exige un buen conocimiento del mundo de la economía y las finanzas, una confidencialidad sin iguales, una excelente capacidad de análisis de los textos fuente, a menudo muy técnicos, junto con una capacidad de redacción impecable. ¿Cuáles son los campos de aplicación de la traducción financiera?

Un mercado muy heterogéneo

El mercado de la traducción financiera y económica es muy heterogéneo en razón de la multiplicidad y variedad de los clientes. Empresas con toda clase de estructuras y organizaciones recurren a los traductores financieros, con pedidos que proceden de los servicios comerciales, de consultoría, comunicación, así como de servicios de contabilidad o relaciones con inversionistas.

Finanzas

La traducción financiera requiere a la vez un rigor absoluto, un excelente conocimiento del área financiera y un dominio perfecto de la terminología asociada. Además de las cualidades de análisis y redacción, el traductor financiero efectúa una labor frecuente de actualización económica y financiera y está al tanto de las evoluciones del sector y de los nuevos conceptos. Puede llegar a traducir estudios macroeconómicos o que traten de nichos financieros precios, informes de gestión de fondos de inversión, o incluso análisis bursátiles, documentos de servicios bancarios o también notas informativas sobre productos financieros, como fondos mutuos, planes de ahorro y jubilación u OICVM.

Auditorías

Contratar a un traductor financiero es imprescindible en el marco de proyectos de adquisición o fusión con empresas extranjeras. Numerosas recomendaciones y reportes deben traducirse de forma exacta. Por este motivo, se requiere con frecuencia traducciones de reportes de auditores, incluyendo reportes de misiones de auditoría, exámenes especiales, pero también síntesis, reportes de evaluación financiera y bursátil, estudios de empresa, o incluso reportes de observaciones procedentes de auditorías.

Contabilidad

En el campo de la contabilidad, el traductor financiero traduce tanto los documentos de comunicación institucional como la documentación interna, especialmente aquella destinada a los órganos de gestión.

  • Los documentos de comunicación institucional pueden ser reportes anuales, asesoramientos financieros, planes de acción estratégicos o también estados de resultados trimestrales o semestrales. El traductor puede incluso traducir periódicos empresariales, sitios web, comunicados a los asalariados y toda clase de comunicados, editoriales, artículos y notas de prensa.
  • Los documentos contables de uso interno que se traducen, especialmente aquellos destinados a los asociados y tomadores de decisiones, son los reportes anuales, estados financieros, cuentas y normas contables, planes de empresa, manuales corporativos, manuales, cartas a los accionistas y comunicaciones para los inversionistas y socios financieros, guías y principios de gobernanza, especificaciones funcionales o actas de asambleas generales

Toda traducción financiera errónea puede implicar la incomprensión de los lectores y tener impacto en su toma de decisión, transformando el mensaje que una empresa quiere comunicar. Puede llegar a afectar su imagen y su credibilidad. Por este motivo, es fundamental encargar a un traductor financiero especializado y experimentado la traducción de la totalidad de los documentos de una empresa: sus balances, publicaciones internas, etc., para evitar inexactitudes o errores contraproducentes, y restituir fiel y claramente el contenido de los textos fuentes.

CONTRÁTENOS

CONTÁCTENOS