Porque un cliente satisfecho es un amigo potencial.

Porque hemos cumplido con la tarea de servicio.

Porque nos alegra ser paso para la solución de un problema, la realización de un sueño, el cumplimiento de un trabajo.

Por que un cliente satisfecho habla bien de nosotros y así vendrán nuevos clientes.

Por que un cliente satisfecho nos obliga a ser mejores con los siguientes clientes, aporta con sus comentarios, nos da ideas, sus críticas son constructivas.

Si el cliente es atendido a satisfacción siempre volverá, ya que nos preferirá antes que probar con otras opciones.

Cuando un cliente este satisfecho nunca genera malestar, preocupación o inseguridad en un negocio mas bien es un aporte en todos los sentidos.

Su satisfacción es la recompensa a nuestro trabajo y nuestra propia satisfacción.

El cliente satisfecho nos valora por lo que somos y no por lo que cobramos.