La traducción financiera abarca campos amplios y fascinantes para los traductores. Se trata de una especialidad sensible con menos competencia que otras, ya que exige un buen conocimiento del mundo de la economía y las finanzas, una confidencialidad sin iguales, una excelente capacidad de análisis de los textos fuente, a menudo muy técnicos, junto con una capacidad de redacción impecable. ¿Cuáles son los campos de aplicación de la traducción financiera?